Indicadores de bienestar emocional

Una de las competencias básicas que necesitamos desarrollar en la vida es educarnos sobre nuestras emociones. Aludimos al término educación en tanto encierra términos como comprensión, acercamiento e identificación de los estados emocionales por lo que atravesamos continuamente en el diario vivir. El objetivo de una buena educación en emociones es generarnos conciencia, regulación y gestión emocional, con el fin de desarrollar buenas habilidades de vida y bienestar, esto es estimular apropiadamente nuestra inteligencia emocional e interpersonal para vivir en estado de felicidad predominantemente.PostBlogBienestar

Es cierto que se viene hablando constantemente sobre “gestión o autogestión” de aquello que sentimos, y poco de los criterios que pueden llevar a afirmar o negar que experimentamos bienestar.

Por esa razón compartimos algunos criterios que hemos ido observando a lo largo de nuestro ejercicio profesional y que pueden indicarnos si vivimos en bienestar (“estar bien”) emocional, aun cuando exista algún tipo de discapacidad:

  • Predominancia de sensación subjetiva que la mayoría de emociones que experimentamos son positivas (aunque las emociones negativas son inevitables). Esto es, experimentar la vida de un modo placentero, con optimismo y paz interior.
  • La curiosidad por aprender, conocer y descubrir está presente y conciente.
  • Equilibrio entre la calidad de vida subjetiva y objetiva. Aceptación del estilo de vida que se haya adoptado.
  • Apropiado control del estrés, técnicas personales para re-direccionar cargas inevitables del día a día.
  • Actividad productiva vigente (o resultante de los años de trabajo) que proporcione seguridad y tranquilidad material.
  • Relaciones familiares, de pareja y sociales predominantemente satisfactorias.
  • Predominio de buena salud, recursos asistenciales y apoyo social. Mínima o ninguna medicación.
  • Buena alimentación que no sólo consiste en nutrirse apropiadamente sino en disfrutar de la comida.
  • Satisfacción con los propios hábitos de sueño.
  • Convicción de crecimiento o desarrollo personal ilimitado.
  • Ajuste psicológico que permite experimentar, valorar y reaccionar ante situaciones de la vida cotidiana con juicio crítico a la vez que con asertividad y empatía y no con desbordamiento de emociones intensamente negativas.
  • Autosatisfacción en la mayoría de actividades que realizamos durante el día incluso con las cosas más pequeñas o aparentemente insignificantes.
  • Certeza de tener o poder crear oportunidades para seguir persiguiendo metas y objetivos en la vida.
  • Realización personal en cualquier aspecto, personal, profesional, familiar o social.

Por supuesto que existen muchos más indicadores y hasta se pueden personalizar de acuerdo a la circunstancia y momento de vida de cada quien.

Os invitamos a poder hacer vuestra propia lista de indicadores de aquello que representa que vivís en “bien – estar”.

 

El equipo de Tiempo Terapéutico.

http://www.tiempoterapeutico.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: