Archivos Mensuales: diciembre 2014

¿Por qué es tan importante dormir?

Porque el sueño cumple diferentes funciones en nuestro sistema nervioso.

dormir bien

Las principales funciones:

• Permite gestionar la energía química del cuerpo y la reposición de la misma.
• Regula el estado anímico y la ansiedad.
• Permite consolidar los aprendizajes realizados durante el día y su memorización.
• Cuando dormimos regulamos la temperatura del cerebro lo que permite que se preserven sus funciones.
• Al dormir también eliminamos las sustancias nocivas que produce nuestro cerebro durante la vigilia.
• Mientras dormimos se produce la reparación de los tejidos del cuerpo. Por ejemplo, se metaboliza la melatonina, hormona responsable de la oxidación (es decir, del envejecimiento del cerebro y otros órganos).
• Durante la fase embrionaria (desarrollo pre-natal) se hace posible el modelado del cerebro (plasticidad y especialización de áreas).
Los neurocientíficos que estudian la actividad del cerebro, describen cinco fases por las que pasamos mientras dormimos:
1. Somnolencia,  es el primer estadio y es cuando cerramos los ojos y sentimos que nos quedamos dormidos. Empieza a producirse la relajación muscular y la ralentización de la respiración.

2. Sueño superficial,  es decir que el sueño no es reparador pero empiezan a bloquearse todos nuestros sentidos. La actividad que se registra eléctricamente son ondas largas y regulares.

3. Sueño medianamente profundo,  todas las funciones del organismo están ralentizadas mientras las ondas cerebrales aumentan en longitud y lentitud. Si despertamos en esta fase, sería con desorientación.

4. Sueño profundo,  es la fase del sueño reparador tanto en lo físico como en lo psíquico. Es un estado de inconsciencia. La actividad cerebral muestra ondas muy largas y suaves.

5. Sueño REM, (Rapid Eye Movement), es la fase del sueño en la que se produce un cambio en la actividad cerebral, se acelera la respiración y el flujo sanguíneo del cerebro. Se trata de una actividad similar a la de una persona despierta. Sin embargo la persona está totalmente dormida y si acaso la despertamos puede que nos cueste y que nos diga que “estaba soñando”. Lo que caracteriza esta fase son los sueños intensos, ricos en contenido, en sensaciones, fantasía y muy coloridos.

fases_del_suenoPasados diez minutos del sueño REM, se vuelve a las fases anteriores (conocidas como NO REM) las que se irán turnando con el REM durante toda la noche. Un ciclo completo de REM y NO REM dura unos 90 minutos.
Un recién nacido solo tiene dos fases, la del sueño profundo y la REM que ocupa la mitad de su sueño. Con el paso de los años la fase REM disminuirá. Un adulto tiene alrededor de un 25 % de sueño REM y a medida que envejecemos se reducirá aun más.
Un importante alcance a tener en cuenta es que cada ciclo de sueño dura aproximadamente 90 minutos, es decir que el conjunto de fases descritas se dan en ese período de tiempo; por esta razón, cuando programemos nuestro tiempo para dormir sería conveniente considerar los múltiplos de 90 minutos.

Profilaxis del sueño: (prevenir, preservar y cuidar)
Para cuidar algo hay que conocer su valor y en el caso del sueño, cuanto más sepamos sobre él, las posibilidades de preservarlo aumentan.
Basándonos en las investigaciones sobre los ciclos del sueño, podemos decir que la clave para despertarnos despejados es, hacerlo justo cuando acaba un ciclo de sueño y empieza otro, es decir, hacerlo en la etapa inicial de sueño “ligero”.
Es importante tener en cuenta que si interrumpimos un ciclo estamos rompiendo o desvirtuando el esquema de nuestro descanso. Por ejemplo, si despertamos en la fase en la que nuestros receptores sensoriales están desconectados para proporcionar descanso al organismo (fases 3 o 4), nos sentiremos desorientados y cansados; mientras que el despertar en la fase de sueño ligero no ocasiona desestabilización.
En el caso de las siestas, es recomendable que sean breves, de unos 20 minutos aproximadamente, que no supere los 30, así tendremos más posibilidad de despertar frescos y con ganas de realizar nuevas actividades. Si por el contrario hacemos siesta muy larga, no será beneficiosa porque el interrumpir ciclos más profundos ocasionará un despertar con sensación de torpeza, cansancio y sueño.

Insomnio
En cuanto a las condiciones para dormir, es también importante tener en cuenta la oscuridad, ya que permite la síntesis de la melatonina. La falta de sueño intoxica y debilita al cuerpo al punto de afectar funciones vitales como el sistema inmunitario o el sistema nervioso además de generar alteraciones emocionales.

Próximamente abordaremos el insomnio como complemento de éste artículo.

© Tiempo Terapéutico

http://www.tiempoterapeutico.es

Anuncios